Hoy miércoles 29 de julio UGT, CCOO y la patronal ADETEN han firmado el Convenio Provincial de Industria Textil. Desde LAB no podemos valorar de manera positiva este acuerdo que ni responde ni satisface mínimamente a las necesidades de las y los trabajadores del sector.

El acuerdo de Convenio recoge únicamente un incremento salarial, aunque partiendo de las cesiones realizadas en esta materia en el anterior Convenio que supusieron una pérdida de poder adquisitivo brutal (recordad que venimos de un acuerdo de Convenio de 4 años de congelación salarial) no podemos siquiera valorarlo como suficiente.

Reivindicaciones tan importantes como la reducción de jornada, la recuperación de las 16 horas de libre disposición retribuidas, la antigüedad, la contratación a través de los servicios públicos y no con las mutuas de las contingencias comunes y profesionales, la ultraactividad y el blindaje frente al descuelgue del Convenio, para que éste sea de obligado cumplimiento en las empresas, entre otras, han sido olvidadas.
Y es que la patronal ya lo dejó bien claro el primer día de negociación: “No iba a negociar nada. Sólo estaba dispuesta a hablar de subir un poco el salario y lo demás no se iba a tocar”. Pues eso mismo es lo que ha conseguido gracias a UGT y CCOO que aceptaron esa regla sin vacilar.

Resulta grave y preocupante la actitud de sumisión que muestran en la mesa de negociación estos sindicatos ante la Patronal. Una patronal que no realiza ningún tipo de oferta en la mesa de negociación. No necesita hacerlo porque ya tiene a dos sindicatos, UGT y CCOO, que representan la mayoría en la mesa y que resultan nulos a la hora de mostrar la más mínima actitud de confrontar lo que hace que la patronal esté muy cómoda. Todo esto nos da como resultado el Convenio firmado entre UGT-CCOO-PATRONAL.

Desde LAB creemos que es urgente acabar con este tipo de mayorías que solo benefician a la patronal y ponen en riesgo los derechos de los y las trabajadoras.