Los y las trabajadoras de las ambulancias se encuentran en huelga indefinida desde el pasado 26 de febrero, en defensa del convenio provincial. Marta Vera, Consejera de Salud, les ha impuesto unos servicios mínimos del 100%, vulnerando así el derecho a la huelga de las plantillas de ambulancias y condicionando o anulando la presión hacia la patronal para la consecución de un convenio que garantice y mejore las condiciones laborales.

El sector seguirá con la huelga, peleando y movilizándose regularmente frente al Gobierno de Navarra y frente a la mayor empresa del sector (Ambulancias Baztan Bidasoa).