A lo largo del pasado fin de semana el trabajador de la empresa de Oñati ALTUNA HNOS. A.G.LL de 58 años de edad, después de pasar varios días en coma, ha muerto como consecuencia de las heridas producidas en el accidente laboral sufrido el día 9 de enero, cuando fue golpeado por una pieza de esmeril que se desprendió de la maquina en la que estaba trabajando.
Desde el sindicato LAB queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con sus familiares, allegados y la clase trabajadora.

Con este es ya el segundo accidente mortal del que hemos tenido conocimiento en menos de 15 días. Está claro que en las empresas se sigue sin poner las medidas de prevención y protección adecuadas; como ejemplo el año pasado murieron 64 trabajadores y trabajadoras en o por sus puestos de trabajo. Esta es una cifra que se mantiene más o menos constante y su reducción mínima se debe a los efectos sobre el empleo de la actual coyuntura económica, no a que haya habido un cambio porque se hayan tomado medidas reales para mejorar las condiciones de trabajo, ni las condiciones en materia de salud laboral.

El cambio no está en Gasteiz o Iruñea o Baiona, no está en Madrid o Paris, no nos lo van a regalar la patronal o las leyes, el cambio está en cada uno de nosotros y nosotras, está en nuestro compromiso, en cada centro de trabajo, en cada pueblo y cada barrio.

Es por ello que desde el Sindicato LAB nos adherimos al paro realizado durante el día de hoy por los trabajadores y trabajadoras de la empresa ALTUNA HNOS.

Oñati, 16 de enero de 2012