En un acto de desvergüenza descomunal, UGT, CCOO Y CEN han nombrado Presidente del Tribunal Laboral a Alberto Pascual, miembro de UPN y exsecretario de la CAN encausado en la Audiencia Nacional por el presunto desfalco de Caja Navarra.

Pascual está siendo investigado por delitos como estafa y falseamiento de las cuentas de la CAN y también es el responsable de aquellas actas que "aparecieron" varios meses más tarde de la celebración de las reuniones donde Barcina y compañía se embolsaban entre 3.434 y 5.360 euros por día, encadenando dos reuniones de media hora seguidas para cobrar más.

Se trata del principal testaferro a las órdenes de Enrique Goñi, Martí Fluxá, Miguel Sanz, Yolanda Barcina, Roberto Jiménez y demás cargos políticos que se enriquecieron mientras hundían la Caja de todos y todas las navarras, Caja creada con los ahorros de la gente trabajadora. Que la Patronal y UPN recompensen a uno de los suyos, Alberto Pascual, es denunciable pero entra dentro de la lógica clientelista de la élite españolista de Navarra.

Que UGT y CCOO apoyen la designación de Pascual como Presidente del Tribunal Laboral es, simplemente, abominable. Con este acto, UGT y CCOO confirman lo que LAB viene denunciando durante todos estos años: que son parte del Régimen corrupto que ha esquilmado la CAN y los recursos públicos de Navarra mientras imponía gravísimos recortes a la mayoría trabajadora.