La propuesta de la dirección concreta la retirada del ERE de extinción, aunque a su vez propone un ERE de suspensión para el 2013. Una opción que desde la sección sindical de LAB "no se contempla y en ningún caso aceptará".

GUARDIAN LLODIO, NOTA DE LA SECCIÓN SINDICAL DE LAB

«Desde LAB queremos hacer una valoración de la propuesta que ha realizado la Dirección de Guardian hoy 13 de diciembre.

Dicha propuesta se concreta en la retirada del ERE de extinción que había planteado, proponer un ERE de suspensión para todo el año 2013, con una afectación estimada en 45 días a cada trabajador, complementado al 85% del salario y el 100% de las pagas y vacaciones, la intención de llevar a cabo 25 amortizaciones de puestos de trabajo en los seis primeros meses del año 2013, pero en forma de adhesiones voluntarias y a razón de 45 días por año y tope de 42 mensualidades.

En relación al Convenio Colectivo se plantea el mantenimiento de la ultraactividad una vez finalizada la vigencia pactada, hasta la firma de un nuevo convenio, la necesidad de acuerdo con la representación de los/as trabajadores/as para la inaplicación de alguna de las condiciones del Convenio, excluyendo el arbitraje obligatorio y el mantenimiento de la flexibilidad tal y como se venia aplicando en la empresa antes del conflicto y por lo tanto sin aumento. En cuestión de salario, una paga única y no consolidable de 1.200 euros para el año 2012, paga de 1.200 euros para el año 2013, de los cuales 600 serían consolidables e incremento del IPC real, consolidable, para los años 2014 y 2015. Acuerdo de indemnización por despido objetivo durante la vigencia a razón de 33 días por año, con tope de 24 mensualidades y durante los primeros 6 meses del 2013 a razón de 45 días por año y 42 mensualidades, ello sin vinculación a la firma de las rescisiones.

Desde LAB y tras casi 60 días de huelga hacemos una valoración global positiva (respecto a la lucha llevada a cabo, la retirada del ERE de extinción y en lo relativo al convenio). En primer lugar por la eliminación de la amenaza de despidos y desde el convencimiento de que de realizarse alguna amortización de puestos, se hará desde la voluntariedad y no desde la obligatoriedad, no admitiendo ni ahora ni dentro de seis meses, ningún despido obligatorio. Si al final se llega a un acuerdo en las condiciones del ERE de suspensión, en ningún caso iría con nuestra aceptación, con lo cual seguiríamos sin admitir las causas que la empresa aduce para ello.

Resaltar en relación al Convenio que sobre todo se blindan las condiciones ante las sucesivas reformas aprobadas en Madrid y aunque no se consolidan los incrementos salariales totalmente en los dos primeros años, el incremento salarial, en la cuantía que es y al ser lineal, supone para la mayoría de los trabajadores, incrementos superiores al IPC.

Para LAB queda patente que la empresa ha utilizado el chantaje de los despidos como medio de presión para quitar derechos consolidados.

Pero también queda claro que gracias a los/as trabajadores/as que hemos decidido luchar hemos conseguido superar las consecuencias de la reforma y la avaricia de la empresa.

Laudio, 13 de diciembre de 2012»