La multinacional alemana T-Systems, con la reforma laboral en la mano, pretende despedir a la cabeza de lista del sindicato LAB en el centro de trabajo de Bilbo y para ello cuenta con el beneplácito de los sindicatos CCOO, UGT y USO. 
Los sindicatos CCOO, UGT y USO han aceptado trasladar el departamento en el que trabaja el delegado LAB junto con otras 8 personas (3 de ellas de Bilbo) a Madrid, haciendo uso del artículo 40 del estatuto de los trabajadores, que tras la reforma laboral da un mes de plazo al trabajador para trasladarse al nuevo centro de trabajo o será despedido con una indemnización de 20 días por año trabajado.

Esta medida se dió el lunes, día en el que se constituía la mesa electoral para renovar el Comité (actualmente 4 ELA, 3 LAB y 2 CCOO) y en medio de un Expediente de Empleo Temporal firmado por CCOO y UGT con la empresa.

Todo ello hace pensar, y así lo denuncia LAB, que es una estrategia conjunta de los sindicatos estatales junto con la empresa para obstaculizar que el sindicato LAB siga representando a los trabajadores.