LAB explora junto al resto de sindicatos presentes en la Mesa del Convenio del Metal de Nafarroa, la posibilidad de unificar los contenidos de la negociación.

El pasado 14 de Diciembre en la última reunión de la mesa del metal, mostramos nuestra disposción, al igual que el resto de sindicatos, a entablar conversaciones y ver qué posibilidades existen de llegar a acuerdos para unificar las reivindicaciones que se deben plantear en la negociación del Convenio.

Ayer lunes 9 de enero, se produjo una primera reunión a la que acudimos con la pretensión de que se nos aclararan ciertas cuestiones en relación al nuevo convenio del Metal estatal que CCOO y UGT firmarán el próximo 12 de enero. No cabe duda que esta cuestión supone un escollo importante si atendemos al contenido principio de acuerdo al que llegaron el 2 de Diciembre, el cual apunta en la dirección de vaciar de contenido lo que se negocie en Navarra en diversas materias. No obstante, nos resulta paradójico que estos sindicatos empleen un discurso de defensa del convenio de Navarra y en la práctica acuerden con la patronal española justamente en la dirección contraria. Y como no entendemos esta contradicción, hemos pedido que nos aclarasen los términos del acuerdo. Parece ser que su intención era eludir el debate de lo que se firma en Madrid, dando por hecho que el acuerdo no iba a ser posible sin dar ningún tipo de explicación. De hecho ni trajeron el preacuerdo del Metal estatal, ni su plataforma para el convenio de Navarra. Muestra clara de la falta de voluntad para el acuerdo.

Lejos de clarificar las “dudas” nos han emplazado a una nueva reunión, 17 de enero, posterior a la firma del Convenio Estatal del Metal. Esperamos que en esta ocasión, puedan dar cuenta de cuáles son sus pretensiones y en qué lugar dejan la negociación del Convenio del Metal de Nafarroa. En cualquier caso, desde LAB entendemos que es necesario fomentar la máxima unidad de acción con aquellas organizaciones sindicales que trabajen con el fin de que el convenio mejore, nunca empeore, las condiciones de trabajo de las y los metalúrgicos de Nafarroa.