LAB se ha concentrado hoy frente a esta empresa de Ermua, para denunciar la persecución sindical a la que están siendo sometidos las y los representantes sindicales en general y los de este sindicato en particular. A raíz de lo acontecido las y los delegados de LAB se encuentran de baja por estado de ansiedad.

 

ZF LEMFORDER TVA pertenece a un grupo Alemania. Con más de 150 trabajadores, hay comité de empresa con 3 delegados de UGT, 2 de ELA, 1 de CCOO y con mayoría en votos, otros 3 de LAB. Por encima de las diferencias, el comité ha funcionado y siempre se ha llegado a acuerdos con la empresa, aunque a veces haya costado más que en otras. 

Sin embargo, en septiembre del 2011, la empresa unilateralmente rompió uno de los acuerdos, dejando fuera de la bolsa de trabajo a un joven. Desde ese momento, tanto el comité como los y las trabajadoras, le han pedido a la empresa que respete los acuerdos y recapacite sobre aquella decisión. La empresa, en cambio, no ha mostrado voluntad de hablar ni solucionar la situación.

A finales de noviembre y denunciando que los responsables de la empresa no respetaban los acuerdos, aparecieron octavillas tanto fuera de la empresa como en frente de la casa de uno de los responsables. Acto seguido, y sin ninguna vergüenza ni prueba, hicieron responsables de los hechos a los delegados de LAB y a este sindicato. Es más, incluso cuando los delegados dejaron claro que ellos no había sido, la empresa siguió marcándoles con el dedo y reforzando esa misma actitud que tenían algunos trabajadores.

Aprovechando esa situación, la empresa, situó el foco de atención en las octavillas, difuminando la raíz del conflicto, y atemorizando a todas y todos los trabajadores "Si se enteraran en Alemania de lo que esta sucediendo" "Si se enteran los alemanes traerán a su gente para dirigir esta empresa y entonces veréis…" y con el cuento de que viene el lobo, tiene asustada a toda la plantilla.

Sin embargo, el objetivo de la empresa no es otro que deslegitimizar a los sindicatos; que estemos allí pero no molestemos mucho. Quieren carta blanca para hacer lo que ellos quieran y cuando ellos quieran. Es por ello que se están tomando tantas molestias para arrinconar y debilitar a LAB. Han emprendido una política de odio hacia este sindicato.

Aparece un comunicado anónimo insultando a los miembros de LAB en primera instancia y también al resto de los sindicatos. Se le entrega el anónimo a la dirección, pero no hace absolutamente nada y el comunicado sigue en los tablones.

Por nuestra parte siempre hemos mostrado voluntad para buscar una solución a todo esto. Ellos, en cambio, nos impiden a los asesores la entrada a las instalaciones, nos niegan el derecho de participar en las negociaciones; mediante el ataque y la política del miedo, quieren arrebatarnos toda la legitimidad. ¿Para qué? Simple y llanamente, para poder hacer lo que quieran y cuando quieran sin necesidad de respetar acuerdo y sin tener que dar explicaciones.

A raíz de todo lo acontecido durante estos días los delegados de LAB tuvieron que ser atendidos por la Intermutual. En estos momentos se encuentran de baja por estado de ansiedad.

Mañana, 13 de diciembre, se celebra en Bilbao el juicio del trabajador al que la empresa se negó a renovar el contrato, rompiendo así con el cumpliento del acuerdo recogido en el convenio respecto a la bolsa de trabajo.

Ermua, 12 de diciembre de 2012