Propone que tanto la plantilla de VW como toda la cadena de subcontratación actúen de manera solidaria ante cualquier ataque, anuncia mociones en Parlamento y Ayuntamientos y reclama al Consejero Aierdi que se cree una Comisión de seguimiento en Navarra.

Hace un mes se destapó un escándalo sin precedentes en el mundo de la automoción. VW, principal empresa industrial de Irunerria, y principal proveedora de la carga industrial de muchos talleres de la comarca, llevaba años mintiendo sobre la cifra real de emisiones de los motores que vendía.

Ante la gravedad de la situación, LAB ha creado una comisión de trabajo permanente con los y las delegadas que de forma directa o indirecta, subcontratados y subcontratadas en la misma planta o en otros talleres de la comarca que mayoritariamente trabajan para la planta de VW en Landaben. Varios de ellos han comparecido hoy en rueda de prensa junto a Asier Imaz, responsable de Industria, e Igor Arroyo, portavoz de LAB en Navarra.

Asier Imaz ha denunciado “la falta de escrúpulos de esta multinacional y su falta de responsabilidad con los empleos que directamente e indirectamente dependen de VW”. Así mismo, ha señalado que “teniendo en cuenta la información pública y la no información de la situación a los y las trabajadoras de la red de talleres subcontratados, podemos decir que estamos en el escenario previo a un fuerte ataque sobre las condiciones laborales y el empleo en ella comarca”.

Según Imaz, “estamos ante el escenario previo al dumpling social. VW utilizará dos momentos: por una parte, condicionará el arranque de las inversiones para el nuevo Polo a la rebaja de las condiciones laborales y el empleo de los y las trabajadoras que trabajan dentro de las instalaciones de VW; por otra parte, condicionará la subcontratación de piezas del nuevo Polo en los talleres auxiliares que dependen de VW a una bajada de precio en las piezas. Quien más se baje el sueldo, quien menos trabajadores y trabajadora tenga o estas estén en peores condiciones se quedará con el pedido del nuevo Polo. Utilizarán pues la vieja técnica de taller contra taller con efectos terribles en el reparto de la riqueza en la comarca”

De hecho, la amenaza ya se ha concretado en LOGITERS (antigua Logística Navarra), donde la dirección plantea 100 despidos. Ante esta agresión, el Comité ha convocado paros el 4 y 7 de diciembre, y huelga indefinida a partir del 9.

Ante este escenario, Igor Arroyo ha manifestado el rechazo de LAB a asumir este esquema. “El fraude lo ha producido la Empresa y la Empresa lo debe pagar, no los trabajadores y trabajadoras”. Por ello, LAB propone que todos los y las trabajadoras de talleres auxiliares y subcontratados así como los trabajadores y trabajadoras de VW se unan para hacer frente a la ofensiva patronal. “Si cuando VW ataca el empleo o las condiciones laborales de un taller respondemos toda la cadena directa e indirecta a la vez, podemos conseguir que se mantenga el empleo y las condiciones laborales. Podemos garantizar acuerdos donde VW buscará imposición” ha asegurado Arroyo. Para impulsar esta estrategia de defensa colectiva y unitaria, LAB ha tomado cuatro iniciativas:

En primer lugar, LAB va a socializar esta lectura entre las diferentes plantas que trabajan para VW así como en la misma VW.

En segundo lugar, si un taller determinado recibe un ataque y está dispuesta a responder, LAB trabajará para acordar en los diferentes talleres que también trabajan para VW estrategias de lucha con el objetivo de frenar entre todos y todas el ataque de VW.

En tercer lugar, teniendo en cuenta que este debate trasciende lo laboral, LAB reclama al Consejero Aierdi que asuma sus responsabilidades, no haga seguidismo respecto al Estado y cree una Comisión de seguimiento propia en Navarra.

Por último, LAB llevará al Parlamento Foral, y a la totalidad de los ayuntamientos de la Comarca de Pamplona, una moción a favor de la totalidad del empleo, las condiciones laborales y la no imposición.