En junio del 2011 el Sindicato LAB denuncio la presencia de Amianto en las instalaciones de la Compañía Sidenor en su planta de Basauri así como la utilización durante décadas de materiales que lo contenían. Denunciábamos así mismo la dejación de la empresa respecto a sus obligaciones preventivas tanto en la identificación y gestión de materiales con amianto como en lo referido al seguimiento médico de las personas expuestas.
Además de denunciar la situación, solicitábamos que se hiciera un inventario tanto de almacenes, productos, edificios y maquinaria susceptibles de contener amianto para valorar su peligrosidad y la realización de un protocolo al respecto así como la posibilidad de un plan de desamiantado. E igualmente se solicitaba el listado de las trabajadoras y trabajadores actual e histórico que ha podido tener contacto con el amianto de cara al seguimiento de la realización de la pertinente vigilancia de la salud especifica.

La inspección de trabajo ha dado la razón al Sindicato LAB, reconociendo la presencia de amianto en la actualidad en SIDENOR Basauri, aunque de forma totalmente parcial, sin entrar en profundidad sobre los hechos denunciados. Se requiere a la empresa para retirar los materiales con amianto identificados hasta la actualidad por la representación sindical de LAB, pero obvia la necesidad de realizar un estudio en profundidad sobre la posible existencia de más materiales con amianto en las instalaciones de la empresa, y no entra a valorar la obligación de la empresa de asegurar la obligatoria vigilancia de la salud específica a las personas de la plantilla que hayan estado en contacto con dicho material.

Ha sido el trabajo sindical el que ha sacado a la luz la presencia de amianto en parte de las instalaciones de la empresa y en algunos de los productos almacenados, no el cumplimiento de la empresa de sus obligaciones preventivas. Desde LAB afirmamos que aparte de los lugares ya denunciados en los que se ha confirmado la presencia de amianto, puede este material puede estar presente a día de hoy en muchos otros lugares de SIDENOR y para poder actuar con responsabilidad ante esta problemática hay que realizar un MAPA de AMIANTO de la totalidad de las instalaciones de la empresa, tanto de almacenes, productos, edificios y maquinaria para identificar la presencia de este material, conocer estado y así valorar su peligrosidad. Posteriormente se deben definir las medidas a adoptar, incluyéndose la posibilidad de un plan de desamiantado.

Igualmente se exige el reconocimiento de las personas que han estado en contacto con este material en el pasado o en el presente, y la inclusión de las mismas en un listado de expuestos de cara a la realización de la pertinente vigilancia de la salud especifica.

Es por ello que hoy nos concentramos para denunciar la actitud de la inspección de trabajo en este asunto y le solicitar una reunión urgente para tratar en profundidad la actual problemática del amianto en SIDENOR y para que se tomen cartas en el asunto para evitar exponer nuevamente a trabajadores y trabajadoras a este riesgo, altamente peligroso, y en muchos casos mortal así como para garantizar el derecho al reconocimiento médico especifico del personal que ya ha estado expuesto a tan peligroso material.

No se pueden seguir poniendo parches y no abordar la problemática del amianto con la profundidad y la magnitud que requiere. Si la inspección de trabajo no cumple con sus obligaciones, nuestra salud y nuestra vida quedara en manos de la suerte, como en una ruleta rusa, una lotería macabra que nos puede causar la muerte.