El viernes 18 de octubre los trabajadores y trabajadoras de Ambulancias Bizkaia UTE  se concentraron a las puertas del Hospital de Cruces para denunciar el despido del delegado de LAB Carlos Díaz, despedido únicamente por ejercer sus funciones de representante de los y las trabajadoras. En la caza de brujas que continuamente mantiene Angel Luis Martínez Calleja gerente y administrador de esta UTE. 

La razón de concentrarse en el Hospital es porque a pesar de ser despedido por una empresa privada, no hay que olvidar que es una empresa Subcontratada por el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco y que da servicio a Osakidetza.

Esta persecución esquizofrénica que no nos resulta nueva, al igual que el deterioro de las condiciones laborales en todo el sector, donde la desregulación campa a sus anchas, es amparada y fomentada por estos organismos públicos, y son estos últimos quienes tienen que dar respuesta a ésta situación ante los y las trabajadoras y ante la clase trabajadora de este país, que son quienes finalmente van a ver deteriorado el servicio que se les presta desde la administración. Los y las trabajadoras de Anbulancias Bizkaia piden al Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco la readmisión inmediata de este delegado y el restablecimiento de las condiciones de trabajo.
 

LAB sarean
{module[111]}