Han pasado ya 15 días de la presentación por parte de Fagor electrodomésticos del concurso de acreedores y las consecuencias de esta decisión se están manifestando en toda su crudeza. Entretanto Gobierno y Mondragón siguen con maniobras de despiste esperando que todo se enfríe.

LAB manifestamos nuestra rechazo al cierre de Fagor Electrodomésticos y el apoyo a las movilizaciones de trabajadoras y trabajadores en defensa del empleo, el tejido productivo vasco y sus intereses colectivos e individuales.

Se pueden hacer muchos análisis respecto al cierre de Fagor y poner el acento en la situación del mercado o la política de la empresa para hacer frente a la competencia internacional, pero en última instancia el cierre de Fagor electrodomésticos es consecuencia de una decisión unilateral de los siete bancos acreedores que han impuesto su decisión de liquidar la empresa y hacer caja recuperando inversión e intereses a costa de lo que sea.

Ellos saben que la estimación de venta de activos va a coincidir con la deuda que ellos patrimonializaban. Como pagar la deuda hipotecaria con los bancos es prioritaria el resto que se arreglen como puedan.

Esta decisión unilateral de los bancos, incluido Kutxabank, es responsabilidad directa de ellos, pero también lo es de quienes respondiendo a su requerimiento no han sido capaces de plantar cara, tanto Mondragón Corporación como el Gobierno de Gasteiz.

A esa decisión de la Banca le correspondía una decisión institucional y corporativa en defensa de los intereses de la mayoría y del tejido productivo vasco y no valen excusas de que otros hagan propuestas.

Tampoco como decíamos al inicio del procedimiento hay excusas posibles ante la falta de actuación efectiva y real de pérdida constante de empleo y destrucción de empresas y tejido productivo vasco.

Dejar hacer al mercado, léase especuladores, es renunciar a la responsabilidad institucional de atender prioritariamente las necesidades de la ciudadanía a la que estas instituciones representan y hacer causa común con los intereses de la banca.

No hay un plan real y efectivo de apoyo al tejido productivo vasco, de inversión pública directa en su desarrollo, de buscar la implicación de los agentes sociales y sindicales en la definición de las prioridades, de una política fiscal y presupuestaria en condiciones para hacer frente al problema. Se sigue dejando en manos de los mismos que originaron la crisis la salida a la misma y esto sólo tiene una consecuencia, los ricos son cada vez mas ricos y cada vez hay mas pobres. No hay ningún plan y tampoco de la mano del gobierno de Gasteiz se le espera.

Por todas estas razones desde LAB apoyamos la movilización de los trabajadores y trabajadoras de Fagor Edesa del próximo día 13 de diciembre de 09.00h. a 10.00h., ante el Parlamento de Gasteiz y nos sumamos a ellos en la defensa del empleo, el tejido productivo y la exigencia a las instituciones que dejen de echar balones fuera y asuman su responsabilidad de gobernar para todas y todos y no para unos cuantos banqueros y especuladores. Porque como ellos saben y todos y todas sabemos la movilización tiene resultados.
 

LAB sarean
{module[111]}