La Delegación Territorial de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco,con fecha del 31 de Enero, decidía estimar de nuevo una solicitud presentada por la empresa BRIDGESTONE HISPANIA S.A. para la aprobación de un Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 906 trabajadores y trabajadoras. De esta manera se da luz verde a las pretensiones de la empresa de suspender la relación laboral con sus trabajadores por medio de cinco paradas programadas en un total de 30 días naturales durante los meses de febrero, marzo y abril.
Ya es el segundo E.R.E. que se aprueba en apenas dos meses, y desde el Sindicato LAB queremos denunciar la que a nuestro entender es una actuación bochornosa por parte de la Delegación de Trabajo, que como ya haría en diciembre con el anterior E.R.E., vuelve a plegarse ante los intereses de la Dirección de la Empresa ,dejando desprotegidos a los trabajadores y las trabajadoras.

En esta ocasión se dan por buenos unos informes económicos, a todas luces insuficientes, y a un procedimiento oscurantista, despachando una resolución favorable sin tener en cuenta a las partes opuestas. Sucede así, ya que el periodo de consultas ha resultado ser una pantomima, en la que el acuerdo al que parecer llegan, hace ya tiempo, la Empresa y los sindicatos UGT y CCOO, es el único motivo real para su aprobación.

Mientras el día 30 de enero las partes eran citadas en Inspección de Trabajo, para el siguiente día, y a toda prisa, Delegación ya resolvía apelando a que existía un informe favorable. ¿Cómo es posible que los Sindicatos no hallamos tenido conocimiento del informe emitido por Inspección de Trabajo? ¿Y cómo es que a diferencia de otras situaciones se pueda emitir tan rápido una resolución? Pues porque todo es un mero tramite, una escenificación de un procedimiento viciado. El conchaveo ya se había realizado, solo quedaba el visto bueno de las instituciones y ya lo tienen.

Ahora bien, quienes seguimos pagando los platos rotos somos los mismos, los trabjador@s, que de nuevo debemos asumir “los defectos organizativos de la producción”, “los altos costes de producción”, “excedentes” y “datos negativos de facturación en los próximos meses”. Por ello debemos seguir denunciando a quienes, con la excusa de la crisis, recesiones y demás, no hacen sino recortar los derechos de la clase trabajadora, precarizar las condiciones laborales e incrementar el desempleo.

¡Basta ya de mentiras! Las medidas adoptadas para “luchar contra crisis”, no sirven para sacarnos del agujero en que nos han metido, están diseñadas para beneficiar a los de siempre, que no dudan en trampear, mentir y engañar con el fin de sacar sus buenos dividendos.

Necesitamos una alternativa, que debe pasar por crear un modelo económico al servicio de la mayoría social trabajadora y es ésta la que tiene que decidir, la que debe decidir en Euskal Herria.

¡SOBERANIA POLÍTICA Y ECONOMÍCA EN EUSKAL HERRIA YA!