Abril es un mes propicio para la creación de empleo, aunque sea temporal y precario, como consecuencia de la campaña turística que se inicia en Semana Santa. Por lo tanto, es habitual que en estas fechas se produzca una disminución del paro registrado.
A juzgar por los datos de paro difundidos hoy por los Servicios Públicos de Empleo, esta circunstancia también ha tenido un efecto positivo este año. En concreto, las oficinas públicas de empleo situadas en Hego Euskal Herria registraron el pasado mes de abril 669 personas menos en paro con respecto al mes anterior.

Esta reducción del desempleo ha sido generalizada en casi todos los territorios, excepto en Bizkaia, donde se han contabilizado 381 personas más en paro. Por el contrario, destaca la mejoría producida en Nafarroa, con una disminución cuantificada en 647 personas desempleadas menos que en marzo.

El comportamiento del paro en abril ha venido determinado por el impulso de la contratación en el sector servicios, y especialmente en la hostelería; aunque también ha sido significativa la reducción del paro en la industria que se ha registrado en Nafarroa.

A pesar de todo, todavía hay un total de 212.801 personas en paro en el conjunto de los cuatro territorios, una cifra que continúa en niveles históricos. Y el 51% de las personas desempleadas son mujeres.

Evidentemente, el descenso del paro no deja de ser una buena noticia, sobre todo por el desahogo económico que puede suponer para quienes han encontrado trabajo. Sin embargo, dicha valoración debe ser matizada en sus justos términos para no crear falsas expectativas.

Esta disminución es de carácter transitorio y suele alargarse hasta bien entrado el verano, para después retomar la senda alcista y volver a registrar nuevos incrementos del paro una vez concluida la contratación ligada a la campaña turística.

Además, si tomamos una serie histórica desde el 2006, comprobamos que el descenso del pasado mes de abril no ha sido un resultado tan bueno comparado con el otros años. Dentro de esta serie, en Hego Euskal Herria, tan sólo en dos ocasiones ha subido el paro en abril: en 2009, año en que el impacto de la crisis produjo la mayor destrucción de empleo; y en 2011 que se registró un pequeño aumento del paro.

Por otro lado, es importante considerar que términos interanuales el paro ha sufrido un incremento superior al 8%, lo que supone 15.856 personas más en paro que hace un año. En Nafarroa el incremento con respecto al año anterior ha sido del 16,2%

Todo esto no hace sino confirmar las nefastas consecuencias de una política de recortes y de reformas antisociales que nos abocan a una situación de emergencia de la que cada vez parece más difícil salir.

Por esa razón, consideramos imprescindible sacudirnos el lastre de España y buscar nuestra propia salida a la crisis con el objetivo de garantizar los derechos de la clase trabajadora vasca.

Euskal Herria, 4 de mayo de 2012