Dos centenares de personas se han concentrado hoy frente a la fábrica de Faurecia-Orkoien para denunciar la responsabilidad de la multinacional y UGT en el drama vivido por Miren Peña, antsoaindarra que se quito la vida tras recibir una carta de Laboral Kutxa negándole la aplicación del "código de buenas prácticas". La multinacional celebra hoy su día de la empresa, con charla sobre temas sociales y lunch; a pesar de que LAB solicitó la suspensión de los actos, el programa se ha mantenido. Una hora antes de la concentración, el pleno de Orkoien ha reprobado la actuación de Faurecia y declarado "persona non grata" a Cesar Lafraya, Director de Recursos Humanos. 

Dos centenares de personas se han concentrado hoy frente a la fábrica de Faurecia-Orkoien para denunciar la responsabilidad de la multinacional y UGT en el drama vivido por Miren Peña, antsoaindarra que se quito la vida tras recibir una carta de Laboral Kutxa negándole la aplicación del "código de buenas prácticas". La multinacional celebra hoy su día de la empresa, con charla sobre temas sociales y lunch; a pesar de que LAB solicitó la suspensión de los actos, el programa se ha mantenido. Una hora antes de la concentración, el pleno de Orkoien ha reprobado la actuación de Faurecia y declarado "persona non grata" a Cesar Lafraya, Director de Recursos Humanos.

Entre los concentrados se encontraban familiares de Miren Peña (que han tomado la palabra para agradecer el apoyo que están recibiendo) y empleados de Faurecia Orkoien, así como de Faurecia Burlada (que han llevado la pancarta que se aprecia en la foto), la PAH de Orkoien, LAB y la Asamblea de personas en paro. El portavoz de LAB, Igor Arroyo ha denunciado la saña con la que Faurecia, en connivencia con UGT, ejecutaron los despidos de Miren Peña y sus compañeros. 

"En septiembre del 2013, durante la negociación de las condiciones laborales de la empresa, la dirección de Faurecia despidió a Miren Peña y otros 10 trabajadores de manera injustificada, injusta y discriminatoria. Estos despidos formaban parte de la estrategia criminal de la multinacional para machacar a la plantilla e incrementar el nivel de explotación. Miren y sus compañeros eran buena gente, gente con dignidad y con principios de clase. Como no podía ser de otra manera, sus compañeros y compañeras se declararon en huelga indefinida. ¿Todos? No. UGT, con el responsable del Metal Lorenzo Ríos a la cabeza, trabajó codo con codo con la dirección para reventar la huelga, abandonando a los despedidos, acosando a los huelguistas y firmando los recortes ansiados por la empresa para incrementar sus multimillonarios beneficios".

De hecho, según han relatado tres ex-delegados de UGT de Faurecia, en febrero de 2012 el director de RRHH de Faurecia Orkoien, Cesar Lafraya, se reunió con los delegados de UGT y el responsable de MCA-UGT Baltasar Garcia para diseñar una estrategia de acoso y derribo para terminar con la mayoría de LAB en la fábrica. Por estos hechos, Faurecia ha sido demandada en los juzgados por un presunto delito de vulneración de la libertad sindical. El juicio está previsto para junio.

Año y medio más tarde de los despidos de Miren y sus compañeros, Faurecia está realizando nuevas contrataciones, previa presentación del carnet de UGT. Es más, varios de los contratados son familiares de los delegados y liberados sindicales que avalaron los despidos de Miren y sus compañeros. En estos momentos en Faurecia hay 36 nuevos eventuales y ETTs. Desde los despidos, se han metido 4.316 horas extras. Mientras, Miren y sus compañeros en la calle, al igual que casi 50.000 navarros y navarras en paro. De hecho, una semana antes de su muerte, Miren acudió a la empresa para solicitar trabajo; no le dejaron ni siquiera entrar al recinto. 

"Los despidos de Faurecia Orkoien, así como el cierre a plazos de Faurecia Burlada, son muestra de la falta de humanidad de las multinacionales" ha declarado Arroyo, "que usan y desechan a las personas según su conveniencia. Maltratada y discriminada, despojada de su medio de sustento, minada su confianza y tratada de manera insensible por su Caja, Miren es una nueva víctima de esta barbarie llamada capitalismo. Una barbarie aplicada por bárbaros con nombre y apellido, como Cesar Lafraya, director de Recursos Humanos de Faurecia Orkoien; Jose Luis Eguizabal Lasheras, director de la planta que fue ascendido a nivel de Europa por sus “éxitos” en Orkoien; o el propio Lorenzo Ríos de UGT, copartícipe de los despidos de Sysmo, Koxka, Dynamobel, Sunsundegui, Faurecia Orkoien y Faurecia Burlada". 

Precisamente Cesar Lafraya ha sido declarado hoy "persona non grata" por el Pleno del Ayuntamiento de Orkoien, con los votos a favor de Orkoien Egunero y Bildu, y la abstención de UPN y UIO (moción adjunta).

Los concentrados han denunciado, así mismo, la apatía, inoperancia e insensibilidad del Gobierno de Navarra respecto al drama que están sufriendo miles de familias. "El Gobierno de UPN es cómplice de la explotación laboral, la discriminación sindical y la desprotección social. Es imprescindible y urgente que se adopten medidas institucionales frente a la emergencia social que vivimos en Navarra, como son: creación de empleo público, política industrial en defensa del empleo, ampliación de la protección social a los trabajadores y trabajadoras despedidas o en paro, creación de un amplio parque público de viviendas, creación de una Caja o Banco público que apoye a los más necesitados".