2012ko martxoaren 29ko greba orokorreta deitzeko, Lanbideren Areetako bulegoak sinbolikoki okupatu zituzten hilaren 23an Eskumaldeko LABeko kideek ([url=www.flickr.com/photos/www_ukberri_net]www_ukberri_net[/url])

En Hego Euskal Herria, una de cada dos personas desempleadas no recibe ningún tipo de prestación y debido a la grave situación, se están produciendo auténticos problemas de supervivencia. LAB exige no demorar por más tiempo la revisión de los régimenes tributarios forales de los cuatro territorios.

El mes de enero finalizó con 9.851 personas más desempleadas y registradas en las oficinas que los Servicios Públicos de Empleo tienen implantadas en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa. Precisamente, destaca el mal dato de Nafarroa, donde el paro registró un incremento mensual del 7%, mientras que en el resto de Hego Euskal Herria el paro en enero subió un 3,7%.

Tras este repunte el paro registrado en el conjunto de Hego Euskal Herria se sitúa en 230.878 personas, una nueva marca histórica que refleja la gravedad del momento por el que atraviesa la clase trabajadora. Pero resulta especialmente preocupante que un 47,5% de las personas en paro, es decir, 109.669 personas desempleadas no reciban ningún tipo de prestación por desempleo.

Este dato revela auténticos problemas de supervivencia, sobre todo para aquellos hogares donde todos sus miembros activos están en paro, que ya representan cerca del 9% de los hogares existentes en nuestro país. Además, todos los indicios auguran un año terrible para el empleo, amenazando con hacer insostenible la situación.

Por otro lado, tampoco compartimos la optimista lectura que desde Madrid hace el gobierno del PP, porque el ritmo de destrucción de empleo lejos de ralentizarse se ha acelerado, al menos en Hego Euskal Herria. Por tanto, y al margen de interesados mensajes propagandísticos, las reformas laborales no están frenando la sangría de empleo, entre otras razones porque tampoco era ese su objetivo.

Tampoco el resto de políticas públicas están contribuyendo a la reactivación económica y la creación de empleo. En este sentido, consideramos imprescindible no demorar por más tiempo la revisión en profundidad de los regímenes tributarios forales de los cuatro territorios con el fin de lograr dos objetivos:

• asegurar la suficiencia recaudatoria necesaria para garantizar los servicios públicos esenciales y para implementar políticas de crecimiento,
• mejorar la progresividad y la justicia fiscal, situando como prioridad la lucha efectiva contra el fraude y el cierre de las vías legales que permiten la elusión de impuestos. 

 

LAB SAREAN
{module[111]}