El camino que está tomando la negociación del convenio del metal no es el esperado por el sindicato LAB. La coincidencia en determinados aspectos entre patronal y CCOO-UGT nos certifica que lo que se pretende no es hacer frente a la reforma laboral sino hacer una especie de maquillaje de la misma, sin abordar los aspectos más perjudiciales de la misma.

La validación en Navarra por parte de Patronal-UGT-CCOO, de los acuerdos firmados en Madrid, tanto en estructrura de negociación colectiva como en contenidos de la misma, nos lleva a un debilitamiento del actual convenio.

A nuestro entender, la única forma de hacer valer el convenio provincial del Metal es obviando esos acuerdos y dotar al convenio autonómico de una estructura propia, no supeditada al convenio estatal y obligar a la patronal a que respete la prevalencia sobre los convenios de empresa, estableciendo un suelo al conjunto de trabajadores y trabajadoras del sector.

No se puede decir, como lo hace CCOO y UGT, que queremos un convenio fuerte en Navarra y al mismo tiempo dar por buenos acuerdos firmados en Madrid donde precisamente lo que hacen es debilitarlo.