Bea Martxueta y Mikel Saralegi. Miembros de la comisión socioeconómica de LAB

Las políticas dominantes, aquí y allá, están marcando una senda que rechazamos radicalmente. La amenaza sobre nuestras vidas y sobre el planeta es evidente: aumento de las desigualdades, el acaparamiento por parte del capital de la riqueza social, el debilitamiento de los derechos sociales, el aumento de la exclusión, el maltrato y mal uso de los recursos naturales, el afán por privatizar los servicios públicos, el apuntalamiento del orden patriarcal, la desposesión de cualquier capacidad soberana para poder decidir y autoorganizarnos, la reafirmación de un modelo productivo y de consumo insostenible,…

Estamos atrapadas, atrapados, en una crisis profunda y global. Las apelaciones al crecimiento de la economía son un señuelo incapaz de ocultar la realidad: cada vez son más las personas sometidas a condiciones de vida más difíciles, injustas y precarias, en entormos menos saludables. Nada de lo que pasa en el mundo nos es ajeno. Por eso, desde aquí, desde este trozo de la tierra que llamamos Euskal Herria, queremos participar y aportar en la transformación de este orden social, económico, cultural y político contrario a las necesidades de las personas. Sí, queremos cambiar la orientación y las estructuras del sistema imperante para poder vivir bien, para poder atender a las necesidades y deseos de los pueblos, para cuidarnos y cuidar del planeta.

Vemos con esperanza la existencia en Euskal Herria de una corriente social que en los últimos años trata de remover y agitar las turbias aguas neoliberales. Desde la reivindicación de democracia e instrumentos propios y las movilizaciones de rechazo de las contrarreformas, sociales hasta la explosión de proyectos, reflexiones e iniciativas que anuncian y se proponen recorrer nuevos senderos. Una corriente social que tiene que seguir creciendo, que tiene que tejer complicidades, que tiene que marcarse nuevos retos para poder cuestionar con mayor ímpetu el proyecto neoliberal en nuestro pueblo, para poder decirle basta al imperialismo capitalista.

En este sentido, decenas de organizaciones sociales y sindicales, así como un número importante de personas voluntarias y militantes sociales están implicadas y comprometidas en la organización del “Alternatiben Herria” que se realizará el 24 de octubre en Bilbo. Toda una gran oportunidad para mostrarnos como una realidad viva, un pueblo con fuerza y voluntad que reclama y quiere poner las bases de una nueva forma de construir la vida social, apoyándose en la filosofía del “auzolan”: trabajo colectivo y desinteresado por el bien común.

Los últimos años han sido testigos de nuestra indignación y protesta social en Euskal Herria. También lo han sido de nuestros deseos de cambio político y social profundo. Somos conscientes del duro desafío que tenemos por delante frente a quienes tienen el poder real, estatal y económico. Son muchos los interrogantes que se nos plantean ante la prepotencia de quienes ejercen su tiranía desde los estados existentes, consejos de administración y complejos político-institucionales que imponen la negación de la vida a los pueblos y personas. Sabemos de las dificultades que se derivan de la desigualdad de poder existente. Y es por ello, que entendemos de la necesidad en Euskal Herria de confluir, colaborar, participar en todo aquello que suponga apropiación de soberanía y transformación cualitativa del capitalismo, y del actual orden político y patriarcal. 

El 24 será un día de movilizacíon especial: de reflexión y fiesta, de debate y solidaridad, de compromiso y esperanza. Talleres, mesas redondas, charlas, píldoras informativas, mercado social, comedores ecológicos, teatro de calle, exposiciones, romería, documentales… Y el protagonismo será de todas y todos aquellos que buscamos romper con el actual orden injusto en diferentes ámbitos: ecología; diversidad sexual, funcional y de origen; trabajo productivo y reproductivo; reparto de la riqueza, la justicia climática global, solidaridad y comercio justo entre los pueblos, personas presas, orden patriarcal, nuevas formas de convivencia, democracia y soberanía para decidir sobre todo, la cultura, los modelos educativos, el euskara como bien común… 

Son tiempos para actuar, para rebelarnos y construir, para incidir y transformar. Son tiempos para hacer oídos sordos a quienes niegan la mínima posibilidad de cambiar las cosas y nos venden falsas soluciones. Son tiempos para desobedecer la dirección única que pretende imponernos el proyecto neoliberal y sus defensores. 

“Alternatiben Herria”, en Bilbo, será nuestra próxima cita. Todas y todos estamos convocadas, personas, grupos, asociaciones, movimientos, sindicatos, grandes o pequeños…. Convocadas a ser protagonistas en ese día con nuestras ideas, aportaciones, enfoques, diferencias, proyectos, acciones… Ahí estaremos con la voluntad de demostrar que en nuestro pueblo hay vida y energía, compromiso y propuestas. Sabemos lo que queremos, y también lo que necesitamos para poder derrotar con una multitud de alternativas al modelo neoliberal imperante. No volveremos a nuestros pueblos y barrios con las manos vacías. No será la última cita. Nos encontraremos en el camino. 

{linkr:related;keywords:alternatiben-herria;exclude:4648;limit:5;title:Albiste+gehiago}