Itziar Lukanbio (Presidenta del Comité de Empresa de Jangarria)

«Nafarroako Gobernua enplegu suntsitzailerik handiena. Azken urteetan, 2.400 lanpostu ezabatu ditu zerbitzu publikoetan. Ondorio tamalgarriak dituzten pribatizazioak bultzatu ditu, Ospitaleko Sukaldeetan ikusten ari garen bezala.

Arlo pribatuan, patronala puztuta dago oso, PP eta UPN-k inposatutako lan erreformari esker. Espedienteak, enpresen itxierak, deslokalizazioak, lanaldi luzeagoak eta soldata baxuagoak… Langileok pairatzen dugun erasoa etengabea da, gero eta bortitzagoa.

Hirugarrenik, ezin dugu ahaztu etxeko lana eta zaintza, kasik beti emakumeen gain erortzen dena, eta beharko lukeen aitortza sozial, legal eta ekonomikorik ez duena. Milaka emakumek bizitza ematen dute besteentzako lanean eta zahartzarora iristerakoan ezin dute erretirorik hartu eta, egindako lanari dagokion pentsiorik jaso ezinean, pobrezia egoerei egin behar diete aurre.

Egoera hauek guztiek erantzun tinkoa eskatzen dute. Horregatik bat egin dugu enpresa batzorde ezberdinetako langileak, nor bre errealitatetik, geure enpresetan garatzen ari diren borrokak ezin direlako izan borroka indibidualak. Gero eta enpresa gehiagotan antzeko egoerak pairatzen ari gara eta denok batera erantzuteko beharra nabarmena da.

Enplegu berria sortu eta dagoena banatu beharra dago, pertsona orok lan egin ahal izan dezan. Sektore publikoan inbertitu beharra dago, enplegua sortu eta eskubideak bermatzeko. Emakumeek lan munduan pairatzen duten diskriminazioarekin amaitu eta etxeko lanak nahiz zaintza ardurak banatu beharra dago. Nafar orok du enplegu duinerako eskubidea. Eta hori lortzeko, BORROKA DA BIDEA!

Oskar Telletxea (En representación del Comité de Empresa de Susundegui)

El lunes de esta semana se publicaron los datos del paro de febrero: 56.524 navarros y navarras están sin empleo, y muchos de ellos no tienen ningún ingreso. A Barcina le da igual, a Catalán también. Sólo les importa la poltrona.

Para el Gobierno de Navarra el problema del paro no es una prioridad; si lo fuera, combatiría el fraude fiscal, incrementaría los impuestos a las grandes fortunas, dejaría de lado los proyectos faraónicos, e invertiría en la creación de empleo de calidad. Y es que el empleo, junto con los servicios públicos y las prestaciones sociales, es un elemento básico para garantizar el bienestar de la población. En Navarra hay riqueza suficiente para asegurar empleo digno, sanidad, educación, vivienda, servicios sociales y pensión a todos y todas. No falta dinero… ¡sobran ladrones!

Sin embargo, el Gobierno de Navarra camina en dirección contraria. En estos momentos, es el propio Gobierno el mayor destructor de empleo: en los últimos años ha eliminado 2.400 puestos de trabajo en los servicios públicos, con el deterioro en la atención a la ciudadanía que esos recortes generan. Y pretende privatizar cada vez más servicios, lo que tiene consecuencias desastrosas, como hemos visto en las Cocinas Hospitalarias. Los trabajadores y trabajadoras del sector público se han manifestado en repetidas ocasiones contra los recortes; pero UPN sigue en sus trece.

En el ámbito privado, la patronal está envalentonada gracias a la reforma laboral impuesta por PP y UPN. Expedientes, cierres de empresas, deslocalizaciones, sueldos más bajos por jornadas más largas… El ataque que estamos sufriendo trabajadores y trabajadoras es constante y cada vez más violento. En el 2012 tuvimos el record de EREs: 949 en un sólo año. En muchas empresas nos amenazan con despidos si no aceptamos la rebaja del 10, 20, 30% de nuestros salarios. El empleo se está precarizando a marchas forzadas, especialmente entre las mujeres.

En tercer lugar, no podemos olvidar el trabajo doméstico y de cuidados, un trabajo que recae casi siempre en las mujeres y que no tiene el reconocimiento social, legal y económico que merece. Miles de mujeres se pasan la vida trabajando para los demás y cuando llegan a la vejez no se pueden jubilar y deben afrontar situaciones de pobreza por no disponer siquiera de una pensión correspondiente a dicho trabajo.

Estas situaciones exigen una respuesta contundente por parte de la clase trabajadora. Por eso nos hemos reunido trabajadores y trabajadoras de distintos comités de empresa, cada uno desde su realidad, porque las luchas que se están desarrollando en nuestras empresas no son, ni deben ser, luchas individuales. Trabajadores y trabajadoras estamos sufriendo situaciones parecidas en cada vez más empresas y creemos que es necesario que todos y todas juntas, cada uno desde su conflicto particular, saquemos estos conflictos a la calle de forma conjunta.

Hay que crear nuevo empleo y repartir el que existe para que todo el mundo pueda trabajar. Hay que invertir en el sector público para crear empleo y garantizar derechos. Hay que terminar con la discriminación de la mujer en el mundo laboral y repartir el trabajo doméstico y de cuidados. Todo navarro y navarra tiene derecho a un empleo digno. Y PARA CONSEGUIR TODO ELLO, LA LUCHA ES EL CAMINO. »

 

LAB SAREAN
{module[111]}