Los trabajadores de ALFUS e INCOESA completarón ayer la primera etapa de la marcha de tres días a Gasteiz en protesta por la destricción de empleo y del teijido industrial del Valle de Arratia. Tras recorrer 19 kilómetros a primera hora de la tarde a llegaron a Zeanuri donde fueron recibidos con aplausos por un grupo de jóvenes convocados por Ernai.

Los y las trabajadoras ha pasado la noche en un local cedido por el ayuntamiento. La etapa de hoy finalizara en Legutio tras otros 22 kilómetros que contaran con la ascensión a primera hora de la mañana del puerto de Barazar.

En relación a esta acción, hoy los y las trabajadoras y los asesores sindicales en la Comisión Parlamentaria de Desarrollo Económico y Competitividad conparecerán para dar conocimiento de la situación por la que están pasando y pedir expresamente la implicación de las instituciones vascas con el de lograr parar la destrucción de empleo y del tejido industrial que suponen los despidos de ALFUS y el cierre de INCOESA.

Por otra parte ayer se ha celebró el juicio con motivo de la demanda interpuesta por los trabajadores de ALFUS contra el ERE de extinción para 16 trabajadores. En una primera valoración de la vista oral, los abogados del sindicato LAB destacan que a lo largo de la misma ha quedado en evidencia la falta de razones organizativas, económicas u productivas que justificaran la medida. Por tanto, la prueba pericial presentadavalaría la tesis de los trabajadores que sitúan los despidos como un intento de FCC-AMBITO de reformular la empresa a costa de hacer uso retorcido de la reforma laboral. 

 

LAB SAREAN
{module[111]}