A invitación del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores y trabajadoras) la secretaria de la Federación de Servicios Públicos de LAB, Arantzi Sarasola, participó en un acto público contra la represión que sufre el municipio Jódar. Los y las trabajadoras de este municipio andaluz sufren en sus carnes las consecuencias del desempleo endémico. Junto a Sarasola, en el acto participarón el secretario general del SAT Diego Cañamero y el Diputado por Amaiur en el Congreso, Sabino Cuadra.

LA REPRESIÓN SOBREVUELA POR EL MUNICIPIO DE JÓDAR CON INTENCIÓN DE QUEDARSE

Los trabajadores/as de Jódar, víctimas de la represión, sufren en sus carnes las consecuencias del desempleo endémico. Más del 82% de la población activa de nuestro pueblo se encuentra en paro. Partimos de la base de que el motor económico de Jódar se basa en las campañas temporeras de aceituna, vendimia en Castilla la Mancha y Francia y espárrago en Navarra. Sufriendo las consecuencias de la emigración masiva, en pleno siglo 21 ni nómadas podemos ser, por la ofensiva terrible del capitalismo que se inventa una crisis que no es tal, sino un abuso de poder contra la clase obrera.

Todos los sectores productivos de la localidad se ven seriamente afectados y como consecuencia se está produciendo una despoblación importante en nuestro municipio.

Si ya es difícil tener que subsistir a esta ofensiva del capitalismo y de sus manijeros contra los trabajadores, estos, tienen que enfrentarse a la represión inducida por parte del alcalde (PSOE) en consonancia con el subdelegado del gobierno en la provincia de Jaén (PP).

Este alcalde se ha inventado una ordenanza municipal que prohibe convocar asambleas de trabajadores a través de megafonía, vulnerando los derechos fundamentales de las organización sindicales. Si alguién megafonéa en Jódar, no pasa nada, si lo hace el Sindicato Andaluz de Trabajadores, 1500 euros de multa, cada vez que sale el coche nos mandan a la policía persiguiendonos para sancionarnos en el mejor de los casos, o para inmobilizarnos el vehiculo.
Tenemos a nuestras espaldas mas de 90.000 euros en sanciones.

Existen listas negras de trabajadores que no son afines al régimen totalitario que intenta implantar en Jódar, cuando participan en cualquier movilización son fotografiados por los lacayos del alcalde para luego no dejarles ni siquiera entrar en el ayuntamiento. Nadie que se movilize en Jódar puede participar en proyectos municipales.

Nos niega las instalaciones públicas, no podemos hacer ningún tipo de acto público en instalaciones municipales.
En los plenos llama sin ningún tipo de escrupulos, borrachos y ladrones a los trabajadores que se movilizan en las manifestaciones del SAT. Estamos hablando de cientos y cientos de trabajadores/as en el caso de Jódar concretamente.

Si los trabajadores se movilizan reivindicando que la tierra pase a manos de los trabajadores, el subdelegado ordena a la policía y a la guardia civil, que nos persigan y nos sancionen fuertemente.

Se ha roto por completo la paz social que los comunistas habiamos conseguido para Jódar, intenta enfrentar a trabajadores del mismo pueblo llegando incluso a capítulos violentos.

Cuando tomó posesión como alcalde, este señor, Jose Luis Hidalgo García, despidió a los trabajadores/as que no compartian su ideología fascista. Con la prepotencia que caracteriza a este tipo de personajes, dijo publicamente que en su mandato aplastaría de un pisotón a las minorías, son comentarios fascistas entre otros.

Automaticamente desalojo con las fuerzas de seguridad del estado y en consonancia con el subdelegado del gobierno, al Sindicato Andaluz de Trabajadores de su sede que era municipal, al igual que instalaciones públicas que fueron cedidas a diferentes asociaciones del pueblo.

El dinero que viene a Jódar en ayudas a la creación de empleo, es invertido por este personaje, en empresas que no son de Jódar y que no son afines a su régimen dictatorial.
La formación política del alcalde es de la ultraderecha más reaccionaria que pueda existir.

Práctica las mismas políticas fascistas del Partido Popular, contra los trabajadores subiendonos los impuestos de manera escalofriante. En nuestro pueblo hay muchas familias que apenas y pueden acceder a los alimentos básicos para subsistir y sin embargo los afixia economicamente con la subida de impuestos y con las sanciones represivas.

Otro ejemplo: Boikoteó el primero de Mayo con el objetivo de terminar con el movimiento obrero en Jódar, que dicho sea de paso, cargandose a Jódar se termina con el movimiento obrero en la provincia de Jaén y en gran parte de Andalucía, ya que nuestro pueblo es referente historico de lucha permanente contra los opresores. En este día, de celebración de lucha obrera, este hombre pidió todas las zonas públicas de Jódar a la Subdelegación justificando que iba a hacer obras de teatro en todos los sitios.

Ultimamente se está dedicando a cortarle el suministro de agua a muchos vecinos de Jódar que pueden hacer frente a los pagos, por su propia situación económica, suministro este, que está recogido como patrimonio de la humanidad y en los derechos humanos.

Si juntamos una tras otra las cacicadas que ha cometido fundamentalmente este personaje y hacemos un analisis exaustivo del personaje en cuestión, la conclusión a la que se llega es que nos encontramos con un fascista equiparable a Hitler, Franco o Mussolini. Estamos totalmente convencidos que si estuviesemos en tiempos de dictadura, que casi estamos, en Jódar existirian los fusilamientos en mitad de la plaza.

No estamos exagerando en nada. Creo que tienes información suficiente para que conozcas lo que esta ocurriendo en Jódar, cuando vengas te comentamos algunas cosas más.

INTERVENCIÓN DE ARANTZI SARASOLA EN EL ACTO CONTRA LA REPRESIÓN QUE SUFRE JÓDAR l

Arratsaldeon gaur hemen bildu zareten SATeko militante eta lagun guztioi, arratsaldeon eta jaso ezazue LAB sindikatuaren partez gure elkartasunezko besarkadarik handiena.

He querido comenzar mi intervención ofreciendoos el mayor de los abrazos solidarios que desde el sindicato LAB podríamos haceros llegar, y lo he querido hacer primeramente en euskera porque como mejor se hace llegar el calor de los sentimientos es en tu idioma, y porque seguramente tan es así que en estos casos todos los idiomas se hacen entender y todos los idiomas se convierten en universales.

Estar hoy aquí supone primero un gran orgullo para un sindicato como el nuestro; un orgullo porque siempre que te invitan a participar en un acto, en una charla o en cualquiera que sea el evento significa que hay un reconocimiento de lo que tu organización representa, pero en el caso del SAT para LAB significa mucho más que todo eso porque el SAT representa a nuestro sindicato hermano en la nación andaluza.

El SAT es un sindicato de clase como LAB, un sindicato combativo como el nuestro, y sobre todo no es un sindicato al estilo de esos que pretenden digamos que “dulcificar” las condiciones de vida y trabajo a las que de manera estructural nos somete el capitalismo, porque eso es tanto como colaborar con el sistema y NO, ni el SAT ni LAB peleamos por eso, nuestros movimientos pretenden atajar de raíz el capitalismo y construír un nuevo modelo social donde seamos las personas y no las élites financieras y económicas el único eje de todas las políticas públicas, y donde es más, donde seamos las y los trabajadores quienes decidamos cuáles son esas políticas.

Decía además que somos movimientos, movimientos en el sentido de que más allá de las cuestiones estrictamente laborales (convenios, seguridad en el trabajo, incrementos salariales…) y más allá del espacio de la empresa o del sector somos militantes que peleamos en el día a día en los barrios, en los pueblos, en el movimiento popular, somos militantes comprometidos con el cambio social, con las causas de todos los pueblos y todas las personas oprimidas, somos mucho más que una u otra sección sindical y SOMOS UNA AMENAZA.

Efectivamente somos una amenaza para el orden establecido, somos una amenaza y esa es la razón por la que somos objeto de una cada vez mayor represión. La actividad del SAT está cada vez más cercada, multas, multas que empiezan a coger la deriva de las detenciones, obstaculización o incluso prohibición de celebración de eventos públicos, persecución, … Represión y violencia institucional de la que también somos objeto LAB y no sólo LAB como organización sino cada vez más y más personas en EH que optan por la lucha por un cambio político y social: quiero recordar que nuestro ex-secretario general Rafa Díez Usabiaga se encuentra preso por su actividad política y sindical junto a otros miembros del sindicato; recordar también que en EH a lo largo de las últimas huelgas generales convocadas la represión con la que se han ensañado los diferentes cuerpos policiales ha sido tal que ha llevado a casos como el del joven de Gasteiz Xuban Nafarrate que permaneció seis días hospitalizado y se temía por su vida como consecuencia del alcance de un pelotazo, o las decenas de personas que como en el caso de los grebalaris (huelguistas) de Deustu están haciendo frente a peticiones de 14 años de cárcel por parte de la fiscalía.

Pero toda esta represión no es más que una señal, un indicador de que vamos bien, si no representáramos una amenaza para este sistema, no intentarían frenarnos. Lo estamos haciendo bien, representamos un peligro para este sistema. Todos los resortes del sistema están preparados para hacer creer que quienes peleamos contra las injusticias sociales somos delincuentes, pero si según su justicia combatir un sistema que aboca a cada vez más y más personas a la mayor de las precariedades imaginables para que cuatro jetas vivan cada vez mejor, si para su justicia eso es delincuencia entonces su justicia no es la nuestra. Su justicia es la que sinvergüenzas sin escrúpulos han dejado atada y bien atada, es aquella que permite que cuatro terratenientes sean por magia divina propietarios de todo el campo andaluz mientras que miles y miles de campesinos no tienen tierras que trabajar ni nada con lo que ganarse la vida, eso según su justicia será legal, pero según nuestra justicia, la justicia ni más ni menos que del sentido común, eso es un acto criminal.

Si su justicia les permite llevarse sobresueldos y hacerlo además evadiendo impuestos eso será legal pero para el sentido común eso no tiene otro calificativo más que el de atraco a mano armada, e insulto a la sociedad.

Así que, no me extiendo más, un abrazo solidario y combativo porque en esta opción de lucha sois para LAB nuestras compañeras y hermanos de lucha.

 

LAB SAREAN
{module[111]}