LAB y ESK comunican que, lamentablemente, la empresa Kider se una a la larga lista de empresas cerradas en Euskal Herria. Denuncian la pasividad del Gobierno Vasco ante un proceso que supone la perdida de 388 puestos de trabajo y la decisión de la familia Lecertua y Caixa Bank de no invertir ni un euro en la empresa. Asimismo y ante la convocatoria de huelga unilateral, no refrendada en la asamblea, de ELA , los dos sindicatos valoran que solo a conseguido llevar a los y las trabajadoras a un enfrentamiento irracional.

Valoración de LAB y ESK
«Ante la firma en el día de hoy, tras el refrendo de la plantilla, del acuerdo de extinción de la totalidad de los contratos de los trabajadores y trabajadoras de Kider, los sindicatos LAB y ESK, queremos trasladar a la opinión pública, la siguiente valoración:

.- En primer lugar decir que lamentablemente, una nueva empresa, se une a la larga lista de empresas cerradas en Euskal Herria, generando 388 parados/as más, en dos comarcas, ya gravemente castigadas por la crisis, mientras, el gobierno vasco ha mirado para otro lado, siendo un espectador más en todo este proceso, sin alternativas para los trabajadores y trabajadoras de Kider ni para la clase trabajadora.

.- La decisión de la familia Lecertua y Caixa Bank, de no invertir ni un euro en Kider, llevó a la empresa ,en el mes de julio de 2013, a un proceso concursal, sin garantías de futuro.

.- El día 4 de noviembre de 2013 la Dirección de la empresa, confirmó el peor de nuestros temores, esto es, la decisión de los accionistas de presentar la liquidación de Kider y, en consecuencia, de presentar un ERE de extinción para toda la plantilla.

.- Desde el inicio del concurso de acreedores LAB y ESK hemos compartido la necesidad de socializar la situación a través de movilizaciones en aras a denunciar a los culpables de la situación y a comprometer a las instituciones en la búsqueda de una solución. Lamentablemente el resto de sindicatos, con ELA a la cabeza,, se negaron por considerar que no era el momento para la movilización; iniciamos en solitario ( conscientes de nuestra minoría sindical) nuestra denuncia en la calle con la convocatoria de varias movilizaciones, provocando que semanas más tarde se uniesen el resto de sindicatos.

.- En el momento en el que se comunica la apertura de la fase de liquidación, ELA comunica su decisión unilateral e irrevocable de convocar una huelga indefinida. Sin margen para la negociación o el acuerdo con el resto de sindicatos presentes. En el único centro donde se celebró asamblea decisoria, la decisión fue la de no secundar la convocatoria.

.- No obstante, ELA convoca su huelga indefinida al margen de lo que opine de manera mayoritaria la plantilla, dando una imagen externa falsa de movilización ante la comunicación del cierre de la empresa y trasmitiendo internamente a su afiliación que la huelga es necesaria para sacar más dinero en el proceso de liquidación.

.- Desde ESK y LAB, respetamos y así lo hemos trasmitido a la plantilla y a la opinión pública, todas las convocatorias de huelga, por considerar la huelga el instrumento legitimo de lucha de los trabajadores y trabajadoras. Pero, no nos hemos sumado a esta convocatoria por que entendíamos que en nada beneficiaba a los intereses de los trabajadores. Entendemos que esta convocatoria sólo podía ser entendida en base a los intereses de afiliación y publicidad de un sindicato, ELA, sobre el interés general de las y los trabajadores de Kider.

.- En el contexto de una convocatoria de huelga unilateral que no ha sido refrendada en asamblea, entendemos que ELA ha llevado a los trabajadores/ras a un enfrentamiento irracional, superando todos los límites tolerables, generando una enorme fractura entre compañeros y compañeras de trabajo, en unos momentos muy complicados, donde todos han perdido aquello que más valoramos como es el puesto de trabajo.

Murga 6 de Marzo de 2014
ESK – LAB»