La juez advierte a la Empresa de que si reincide en esta práctica incurrirá en un delito de desobediencia a la autoridad judicial.

La principal empresa de Navarra, la multinacional Volkswagen, dispone de tal cobertura por parte del Gobierno de UPN y el Holding del Diálogo Social, que acostumbra en hacer de su capa un sayo, sin reparar en la normativa. A la contratación fraudulenta de cientos de eventuales denunciada y probada por LAB en los juzgados, se le suma la reiterativa vulneración del derecho a la huelga mediante la sustitución de trabajadores y trabajadoras en huelga. Pues bien, el Juzgado de lo Social Nº 4 ha dado un serio correctivo a la prepotencia de VW, estimando la demanda que LAB y 186 trabajadores pusieron contra la Empresa por la sustitución ilegal cometida por la misma durante la Huelga General del 26 de septiembre del 2012.

La juez da por probado que la empresa "suplió la ausencia de trabajadores huelguistas con otros trabajadores de la empresa a los que requirió que prolongasen su jornada más allá de lo que era su turno de trabajo". Así pues, el Juzgado da la razón al sindicato LAB y condena a la Empresa a indemnizar a LAB con 14.000 euros y a devolver las cantidades que había descontado a los 187 trabajadores afectados.

La sentencia llama la atención sobre la reincidencia de Volkswagen en la misma conducta contraria a los derechos fundamentales. De hecho, esta es la quinta sentencia dictada contra Volkswagen por el mismo motivo: "Se trata de una conducta empresarial consciente y deliberada de desprecio del ordenamiento jurídico y en concreto del derecho fundamental a la huelga". Una de las principales proveedoras de VW-Navarra, SAS, también ha sido condenada recientemente por sustitución ilegal de trabajadores tras la demanda interpuesta por el Sindicato LAB.

Tal es el nivel de impunidad con el que actúa VW, que la Juez se siente obligada recordarle lo obvio: que debe cumplir las leyes laborales vigentes. He aquí la advertencia: "ordenando el cese inmediato de dicha conducta y la prohibición de que se reiteren en sucesivas huelgas decisiones de esquirolaje interno o externo, sirviendo la notificación de esta resolución al representante legal de la empresa de expresa advertencia de que el incumplimiento de dicha orden podría ser constitutiva de un delito de desobediencia a la autoridad judicial".

Así pues, consideramos probado aquello que hemos venido reiterando en cada Huelga General en respuesta a la acusación de Patronal y Gobierno de que dichas Huelgas no respetaban el derecho al trabajo: que la sistemática, masiva y abusiva vulneración es la que sufrimos los trabajadores y trabajadoras por parte de la Patronal (amenazas, coacción, sustitución ilegal de trabajadores) y los Gobiernos español y navarro (servicios mínimos abusivos, abusos policiales). Está visto que en Navarra hay mucho patrón y gobernante que no se ha reciclado respecto a sus antecesores franquistas.