Ayer se celebró en Lakua una reunión para fijar los servicios mínimos del paro de cuatro horas convocado por los sindicatos ELA, LAB y STEE-EILAS para el próximo 9 de febrero en los servicios públicos 
Al inicio de la reunión, los representantes sindicales mostraron su malestar ante el Departamento de Trabajo y Seguridad Social, ya que, a pesar de contar con varias sentencias del Tribunal Superior en contra de sus criterios, los responsables políticos de los diferentes sectores llamados al paro, plantean unos servicios mínimos abusivos que lesionan el derecho de huelga.

En este sentido, han exigido a la administración vasca que tenga en cuenta los precedentes y las sentencias judiciales emitidas al respecto a la hora de dictar los servicios mínimos y respete el derecho de huelga. No es de recibo que la administración, como ha venido ocurriendo, sea a la vez juez y parte y dicte los servicios mínimos sin tener en cuenta las resoluciones judiciales existentes. Esta forma de actuar antidemocrática es propia de políticos mediocres y autoritarios.