LAB ha comparecido en la Comisión de Gobernanza del Parlamento para dar su opinión sobre la Ley Vasca de Empleo Público. Esta Ley de Empleo Pública propuesta por el gobierno no soluciona los problemas que vienen sufriendo las y los trabajadores públicos. Debido a ello, LAB seguirá movilizándose a favor del empleo. Del mismo modo, LAB se ha movilizado en los exteriores del Parlamento con el lema “Esta ley de empleo público se queda corta, nosotras y nosotras apostamos por una ley que sea nuestra”.

El Parlamento Vasco ha retomado esta legislatura el debate de la Ley de Empleo Público Vasco. Ya se ha debatido en tres ocasiones este proyecto de ley y hasta el momento no se ha alcanzado un consenso favorable a la propuesta gubernamental. Se han ido incorporando algunos cambios superficiales, pero hay que decir que se mantiene el rumbo del proyecto inicial, con visiones mercantilistas y pretensiones privatizadoras. Aprovechando el acuerdo de gobierno que mantienen PNV y PSE, parece que esta vez el proyecto de ley irá adelante. Sin embargo, ningún sindicato ha mostrado su conformidad con el proyecto.

LAB quiso dar una oportunidad a la negociación en la anterior legislatura. Considerando que el proyecto de ley se quedaba corto, se realizaron diversas propuestas para proteger y desarrollar los servicios públicos, entre ellas:

• Medidas de restauración de los recortes realizados.
• Medidas para acabar con una temporalidad insostenible.
• Medidas para la creación de los empleos necesarios para reforzar los servicios públicos.
• Medidas para evitar privatizaciones.
• Medidas para que las administraciones públicas no sean gestionadas como empresas privadas (carrera profesional y sistemas arbitrarios de evaluación y sistema de dirección partidista).
• Medidas para unas administraciones públicas euskaldunes y feministas.
• Medidas para que no sea un mero desarrollo de la legislación estatal, para una ley soberana.

Por el contrario, el Gobierno Vasco no ha atendido nuestras propuestas. En esta legislatura tampoco ha hecho ningún intento de negociar con nosotros. Los partidos que sustentan al Gobierno Vasco no quieren obstáculos en su agenda y, en este caso, aplicarán el rodillo y llevarán adelante su decisión de sacar adelante una ley para debilitar y privatizar los servicios públicos. Creemos que esta ley sigue siendo inaceptable. Éstos son nuestros argumentos:

• Niega la negociación colectiva y perpetúa el modelo de imposición.
• Abre de par en par las puertas a la privatización de los servicios públicos.
• Perpetúa los recortes realizados.
• Posibilita una gestión mercantilista y partidista de las administraciones públicas. • Depende de la legislación estatal en materia de empleo.
• No recoge garantías para la estabilidad del empleo.

Por todo ello, en LAB tenemos claro que para condicionar la agenda del Gobierno Vasco tenemos que seguir con las movilizaciones. El pasado mes de abril realizamos una huelga general en el sector público reivindicando la creación y estabilización del empleo. Tras la crisis sanitaria han vuelto las ganas de negocio de nuestros gobernantes. Para proteger los básicos servicios públicos necesitamos nuestras propias leyes, no una ley coja que es un simple desarrollo de otras. Es hora de unificar las luchas y LAB no va a renunciar, ante estas leyes, a la lucha y a la movilización. Con más razón, ¡ahora huelga general!