Ayer, día 19, tuvimos conocimiento de un nuevo accidente laboral mortal, en el que el trabajador M.M. de 46 años de la empresa Maderas Melchor Gómez, falleció mientras se encontraba trabajando en el termino de Pipaón, en Araba. Una gran rama golpeó al trabajador mientras desempeñaba su trabajo. Con este, al menos, ha habido 4 muertes en el trabajo en Euskal Herria en lo que va de año. En primer lugar, desde el sindicato LAB queremos trasladar a familiares, compañeros y compañeras y entorno del trabajador fallecido nuestra solidaridad y apoyo.

Lo ocurrido hoy no es nuevo, todos los años tenemos accidentes laborales de este tipo. Sin ir mas lejos, el año pasado murieron 5 trabajadores en el sector forestal, pero a pesar de ser algo conocido, en la práctica no toman medidas para evitar que se repitan accidentes como este. Pero parece que los responsables de las administraciones públicas no saben esto. ¿Dónde están los responsables de la administración para denunciar esta nueva muerte. ¿Qué cambios y qué pasos están dispuestos a dar para frenar esta situación y este modelo?

Tenemos claro que los accidentes laborales no son fruto del azar o de la casualidad, son fruto de las relaciones laborales que se dan, de la precarización, de la normativa laboral y de la subcontratación.

Las y los trabajadores trabajamos para poder vivir y no para perder la vida en ese intento. Los accidentes laborales no son hechos comunes en la vida, matar a un trabajador o trabajadora no es una característica del trabajo. No, los accidentes laborales son el resultado de las condiciones y formas de trabajar que nos impone la patronal a la hora de trabajar.

Desde el sindicato LAB tenemos claro que necesitamos vidas y trabajos dignos, tenemos derecho a volver del trabajo sanos y salvos. El único camino para acabar con esta lacra individual, familiar y de toda la sociedad es la lucha y la organización. El cambio vendrá de una transformación de las relaciones laborales y las reglas de juego. Tenemos que impulsar un nuevo modelo que priorice la vida y la salud de los y las trabajadores.

Para ello, y junto con los sindicatos ELA, ESK, STEILAS, HIRU y EHNE, LAB se movilizará mañana viernes, día 21, a las 12:00 horas ante la sede de la patronal SEA, en Gasteiz, para denunciar el último accidente laboral.