Las muertes en el trabajo no cesan. Así lo atestiguan los dos accidentes laborales mortales que se han producido esta semana; uno en Orereta y otro, en Elgoibar. Los fallecimientos de un trabajador de la construcción y de un transportista, respectivamente, elevan ya a al menos 49 el número de trabajadoras y trabajadores muertos en Euskal Herria en lo que va de año.

A convocatoria de la mayoría sindical vasca, nos hemos concentrado en Orereta para denunciar las dos últimas muertes laborales y señalar a los principales responsables. Hemos advertido una vez más de que la precariedad mata. «¿Dónde están Osalan e Inspección de Trabajo? ¿Qué dice el Gobierno Vasco siendo garante de las competencias en la materia? La respuesta es silencio», ha señalado Inko Iriarte, responsable de Salud Laboral de LAB. Aitor Sagastuy, responsable del sindicato en Oarso-Bidasoa, por su parte, ha pedido a Urkullu y Mendia que defiendan de una vez por todas a las y los trabajadores, en lugar de posicionarse, como es habitual, con la patronal.