Acabamos de conocer que todo el Profesorado Técnico de la CAV tendrá la posibilidad de realizar la Formación Pedagógica ofertada por la UPV/EHU; en lugar de presentar el justificante de competencia lingüística exigido como requisito previo para acceder al curso, se les ha permitido presentarlo con posterioridad, tal y como solicitaba LAB. Para realizar la formación necesaria para poder presentarse a la Oferta Pública de Empleo, la universidad exige un certificado de nivel B1 en una lengua extranjera. El problema era que parte del profesorado, a pesar de tener el nivel exigido, no podía presentar el certificado a tiempo, por lo que quedaba fuera de los cursos, y, en consecuencia, sin posibilidad de seguir en su puesto de trabajo.

Por ello, y con el fin de dar solución al problema, solicitamos al Departamento de Educación que la UPV/EHU ofreciera dos opciones para que todo el profesorado técnico pudiera realizar la formación necesaria: que la propia universidad realizara la prueba de acreditación de la competencia lingüística o, si no, que se exigiera el certificado de competencia lingüística para poder obtener la el título y no como requisito imprescindible a presentar en el momento de la inscripción. Ante la inviabilidad de la primera opción, finalmente, y como consecuencia de la presión sindical y de las negociaciones, en lugar de en el momento de la matriculación, el profesorado podrá superar el examen de acreditación en la convocatoria de primavera, una vez iniciado el curso.

Después de tres años de lucha, el colectivo de profesorado técnico empieza a ver la luz y siente más cerca la solución de su situación. Recordar que al final del curso pasado, la propuesta del Gobierno de Gasteiz para el profesorado sustituto de 16 especialidades no singulares contemplaba la posibilidad de presentarse en la próxima OPE y de realizar la Formación Pedagógica. Lo consideramos insuficiente, entre otras cosas porque el Departamento de Educación no nos dijo cuál iba a ser el futuro de quienes no superaran la OPE.

Ahora toca felicitar a las trabajadoras y trabajadores por la noticia de una victoria. Y, ante los siguientes pasos a dar, desde LAB seguiremos trabajando para garantizar que se apliquen a todo el profesorado. Vamos a seguir defendiendo los puestos de trabajo de todo el personal de Formación Profesional. La lucha merece la pena.