Los sindicatos LAB, ELA, ESK, Steilas, HIRU y Etxalde, que conformamos la mayoría sindical, hemos criticado duramente el acuerdo alcanzado en la Mesa de Diálogo Social de Madrid porque no anula las medidas lesivas impuestas para las y los trabajadores con las Reformas Laborales anteriores.

Las anteriores reformas dieron total unilateralidad a la patronal para llevar a cabo los despidos con el fin de imponer la precariedad, la flexibilidad y la movilidad, algo que las modificaciones que ahora se han acordado en Madrid no neutralizan.

Con el acuerdo alcanzado en la Mesa de Diálogo Social, además de no derogar las reformas laborales, se pierde la oportunidad de corregir otras situaciones graves. Por ejemplo, la subcontratación, la temporalidad o la situación de las trabajadoras del hogar.

Por todo ello, hemos convocado manifestaciones el 30 de enero en las capitales de Hego Euskal Herria, así como en todos los centros de trabajo el 2 de febrero, víspera de la convalidación.

Entre los puntos no modificados y a modificar hay dos urgentes: el de los despidos y el de la estatalización. Esta último se utiliza para extender la precariedad y supone no respetar el marco vasco. Desde la mayoría sindical vasca queremos interpelar a los gobiernos y partidos políticos para que, comenzando por estas dos cuestiones, den pasos para derogar plenamente las anteriores reformas laborales.

Para ello vamos a iniciar una ronda de contactos con algunos partidos vascos con representación en Madrid para presentarles nuestras reivindicaciones y trasladarles los cambios jurídico-técnicos necesarios para que se tengan en cuenta. Empezando por los temas del despido y la estatalización, les exigiremos el compromiso de derogar las reformas en su totalidad.

En representación de la mayoría sindical, representantes de LAB y ELA nos reuniremos con EHBildu, Podemos-Ahal Dugu y PNV.