LAB SINDIKATUA

2017/11/18 :: 11:05

Última actualización:2017/11/17 :: 17:09

IDIOMA
Estas aquí:

El Consorcio Haurreskolak a la calle!

Partekatu albistea



La semana de lucha convocada por las y los trabajadores del Consorcio Haurreskolak toca hoy a su fin, tras la huelga realizada ayer. Lorea Igartua, Arantzazu Andres y Amaia Iztueta, representantes de LAB Haurreskolak, han escrito un artículo de opinión al respecto.

El Consorcio Haurreskolask es una empresa pública nacida del convenio entre el Gobierno Vasco y municipios que gestiona 236 escuelas infantiles en 178 municipios de la CAV. El Consorcio se ocupa del tramo educativo de 0-2 años, con el objetivo de conciliar la vida laboral y familiar, y con el compromiso de ofrecer una atención educativa adecuada, especialmente en las zonas rurales del territorio.

Hace dos años, LAB, sindicato con mayor representación sindical en el sector, recabó miles de firmas para denunciar la decisión que tomó el Gobierno Vasco, por la que las escuelas infantiles pequeñas y de zonas rurales sólo se abrirían con cuatro niñas y niños matriculados y ofreciendo únicamente un servicio de 7 horas, y no de 8 como en el resto de centros. Así pues, estos niños y niñas no reciben el mismo servicio que reciben el resto. En palabras del propio Consorcio, garantizar el principio de igualdad en todas las haurreskolas sale muy caro. Además de esto, algunos municipios han solicitado la apertura de nuevas haurreskolas o la incorporación de las municipales al Consorcio y han recibido una respuesta negativa, por falta de presupuesto.

Nos posicionamos contra la mercantilización de la educación, ya que creemos en una educación basada en el prinicipio de igualdad, y porque pensamos que el dinero destinado al ciclo de 0-3 años es una inversión, y no un gasto.

El primer ciclo de Educación Infantil, además de ocuparse del cuidado de niñas y niños, cuida de sus capacidades fisicas, afectivas, sociales e intelectuales, es decir, nuestro objetivo el garantizar su desarrollo integral, y en esto se emplean diariamente las educadoras y educadores de las haurreskolas. El ciclo de infantil (0-6 años) no se encuentra dentro de la educación obligatoria y porque creemos que deber ser así, pensamos que también se deben promocionar otro tipo de politicas sociales para la conciliación familiar y laboral. Pero a las familias que apuestan por esta opción, se les debe ofrecer un servicio educativo de calidad.

Por todo esto, nos preocupamos especialmente cuando a principios de esta legislatura, leímos el acuerdo de gobierno firmado entre PNV y PSE en el cual se citaba al Consorcio de Haurreskolak en el apartado de conciliación. De este acuerdo no se intuía ningún rastro del carácter educativo y no se tomaba en cuenta este ciclo dentro del sistema educativo. Pero para nosotroas, este servicio educativo ofertado al período 0-3, es el primer ciclo de educación infantil, sin ninguna duda.

En las haurreskolas del Consorcio, tenemos niños y niñas de hasta 2 años ya que en su día rompieron el ciclo llevándose a las escuelas las aulas de 2 años. Pero ya es momento de que el Departamento de Educación haga suyo este ciclo, incorporándolo a un mapa escolar adecuado; ya que para garantizar el derecho a la educación desde el nacimiento basado en el principio de igualdad, es necesaria la gratuidad y universalidad de las haurreskolak con una oferta euskaldun y de calidad.

Todo esto deja claras las intenciones de este gobierno, que no pasan por políticas sociales y educativas progresistas. Por lo tanto, si en el camino de la soberanía queremos desarrollar un sistema educativo propio, este pueblo necesita otro tipo de política educativas que mire más al norte y no tanto hacia el sur.

Esto es lo que pedimos y por ello, estos días nos encontramos en una dinámica de movilizaciones. También tenemos mucho que decir en cuanto a la estabilidad laboral y de los centros educativos. Son decenas las educadoras fijas e interinas de haurreskolak, que por una gestión caótica son desplazadas de su puesto de trabajo temporalmente (en estos dos últimos meses en algunos casos hasta 3 y 4 veces) según los ratios que ellos establecen. Debemos analizar esta situación intolerable y deben ofrecernos soluciones si realmente quieren ofrecer un servicio de calidad, basado en criterios pedagógicos y no economicistas. Además de estos conflictos laborales endémicos para los trabajadores públicos, hay otros muchos puntos que se han de negociar para dar pasos en las condiciones laborales y en la calidad del Consorcio Haurreskolak.

Para ello, es imprescindible cubrir las sustituciones del personal sin condicionarlas al registro de asistencia de niñas y niños. No es de recibo tener que preguntar a familias que pagan 208 euros de cuota si acudirán a la haurreskola para sustituir una educadora, y este es un ejemplo de la realidad que vivimos en las haurreskolak. Para ofrecer un servicio de calidad, en periodo vacacional nuestros centros no se pueden convertir en un “aparcamiento” de niños y niñas, por lo que tenemos que hacer desaparecer el servicio comarcal de vacaciones. Las coordinadoras cada vez tienen una mayor carga de trabajo, por lo que es necesario que se reconozca su trabajo adecuando las horas de esta dedicación. Las trabajadoras de mayor edad merecen una planificación especial en la que se reconozca la reducción de horas en atención directa, sin que esta carga de trabajo recaiga en el resto de compañeras. Así mismo, solicitamos que tengamos opción a participar, al igual que el resto de trabajadores y trabajadoras de educación, en los programas de educación continua Prest Gara e Irale, de los cuales estamos excluídas día de hoy. Todo esto, sin hablar del sueldo congelado desde el 2009 y del bloqueo de un nuevo convenio laboral.

En resumen y por todo lo anteriormente indicado, para LAB-Haurreskolak el reconocimiento del ciclo 0-3 vendrá por una parte, por admitir que Haurreskolak Partzuergoa es el primer ciclo de educación infantil de la administración vasca. Por otro lado, por el reconocimiento de nuestro trabajo, para lo que es imprescindible que al igual que las y los profesores del segundo ciclo de infantil puntúan en nuestras listas, las trabajadoras, que están tituladas para todo el ciclo de infantil, puedan meritar en las listas de educación infantil. De esta manera, conseguiríamos un avance en el reconocimiento político de nuestro trabajo sin quebrar el principio de igualdad.

Así pues, el sindicato LAB llama a las alrededor de 1.400 educadoras y educadores y aproximadamente 25 trabajadoras y trabajadores de gestión administrativa, a participar en las dinámicas y huelgas de la semana del 6 al 10 de noviembre. Sin movilizaciones no lo conseguiremos, ¡hagamos fuerza entre todos y todas!
 


 
 

No hay comentarios


Para hacer comentarios debes estar registrado.¿Todavía no tiene una cuenta? Regístrate