UGT y CCOO aceptan un nuevo ataque a la plantilla de Dynamobel

Imprimir
Partekatu albistea
La mayoría sindical en Dynamobel (UGT y CCOO), han llegado a un preacuerdo en el que se acepta una congelación salarial a tres años, una doble escala salarial, y una modificación de calendario que obligará a la plantilla a tener más días de presencia en fábrica, asumiendo a su vez, que la empresa ejecutará 41 despidos.

El 5 de julio se hizo oficial la intención de la empresa Dynamobel de volver a aplicar medidas para intentar nuevamente solucionar un problema económico que viene de lejos, y tras un mes de negociaciones, UGT y CCOO han aceptado una congelación de calendario que les obligará a tener mas días de presencia en fábrica obviando por otra parte los 41 despidos propuestos por la empresa. Debemos recordar que esta empresa lleva mas de 10 años con procesos de despidos y recortes salariales (entre la planta de Peralta y Berrioplano) aplicados a la plantilla como única medida para solucionar el problema. Medidas que queda claro que de poco han servido. La plantilla de Dynamobel lleva todo este tiempo viendo como sus condiciones laborales están siendo recortadas y el problema no se soluciona. Siempre con la misma promesa de que esta vez sería la definitiva.

Desde LAB queremos dejar claro que no estamos ciegos y reconocemos que en Dynamobel hay que tomar medidas para solucionar esta situación. Pero no podemos aceptar que la única medida planteada sea una vez mas recortes que solo afecten a la plantilla, mientras seguimos sin ver cambios sustanciales que realmente solucionen el problema. La empresa no ha presentado un plan de viabilidad en condiciones, y cabe señalar que durante el proceso de negociación ha sido el propio director general de la empresa quien reconoció haber perdido recientemente una importante obra “por falta de definición de el producto”, reflejo claro de que las cosas no se están haciendo bien.

Queremos denunciar la pasividad mostrada por los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO, que desde un principio y apenas sin dar opción a la plantilla decidieron entrar a negociar el expediente en los términos que la empresa planteaba saltándose reunión tras reunión las lineas rojas que se habían acordado.

Desde LAB dejamos claro desde un primer momento que esta no era la solución, que estamos dispuestos a sentarnos a hablar y buscar soluciones pero sin ceder a ningún tipo de presión y sobre todo con el respaldo de la plantilla, a quien creemos que se le ha ninguneado.

Si aceptamos este ataque, estaremos dejando las puertas abiertas una vez mas a la precarización. No podemos mirar para otro lado y aceptar los argumentos de la empresa. Si a alguien le tienen que afectar estas medidas en Dynamobel, sera a aquellos responsables que nos han condenado a esta situación.

 



 
 

Gure zerbitzuak hobetzeko, gure eta hirugarrenen cookieak erabiltzen ditugu, eta iraunkorrak direnez, erabiltzaileei buruzko estatistikak ematen dizkigute. Nabigatzen jarraitzen baduzu, cookie horiek erabiltzea onartzen duzu.

Informazio gehiago hemen.

Pribatutasun politika / Política de privacidad
.